Subscribe:

23/7/12

Los helados


            Son sin duda las estrellas del verano, tan deliciosos y buenísimos… Nos chupamos los dedos, se nos cae la baba cuando pensamos en ellos y rebañamos la tarrina o el palito hasta dejarlo seco. Muchos de nosotros seriamos capaces de comernos uno tras otro hasta acabar con todos y es que un verano sin ellos no sería lo mismo. Sus anuncios son altamente tentadores, nos invitan constantemente a “caer en el pecado” pero siempre por una buena causa: el placer sin fin que te provoca comerlos. ¿Pero merece realmente la pena? ¿No intentan estos anuncios tan “provocativos” enmascarar una realidad tan evidente como es que los helados son elevadamente calóricos y aportan una gran cantidad de azúcares refinados?

       Veamos cuales son los helados más calóricos y una comparativa con otro tipo de alimentos no tan bien “aceptados” pero con el mismo aporte de calorías 








Como has podido comprobar, muchos de estos helados forman parte de nuestra vida cotidiana. Podría decirse que,  un día sí día y otro no, cae uno de ellos en nuestra dieta, sin percatarnos de la pequeña “bombita” que representan sin apenas darnos cuenta. Pensándolo bien no son tan fabulosos como nos quieren hacer creer, por ello debes recordar que su consumo debe ser más ocasional que diario.


¿Qué te ha parecido el resultado?



1 comentarios:

Anónimo dijo...

Joo...ahora cada vez que me coma uno voy a pensar que me estoy comiendo una hamburguesa!!

Publicar un comentario