Subscribe:

7/5/12

Ingesta de alcohol y obesidad abdominal


Uno de los hábitos más extendidos en nuestro país, sobre todo ahora que llega el buen tiempo, es salir a los bares o terrazas a tomar unas cervezas con nuestros amigos o conocidos, y es que este hecho se convierte en un ritual social que pocos podemos rechazar, convirtiéndose nuevamente la ingesta de alimentos y/o bebidas en el centro de nuestra vida social de manera diaria. Seguramente ninguno de nosotros podría imaginarse cómo serían esos eventos si no hubiese algo que tomar o picar en el centro de la mesa.
Lo preocupante viene cuando este ritual se repite de forma diaria y prolongada en el tiempo, y es que, sin darnos cuenta, estamos metiendo en nuestro cuerpo una gran cantidad de calorías, denominadas vacías, procedentes de la cerveza, el vino o cualquier otro tipo de bebida alcohólica. La OMS recomienda que el consumo de estas bebidas sea ocasional y en su defecto que ronde de 1-2 copas al día, ya que sí que se ha demostrado el efecto beneficioso de estos en estas cantidades.
Lo primero que tenemos que saber es que las cervezas oscuras, que tienen mayor  graduación  alcohólica van a aportar mayor número de Kcal que las rubias o las “sin alcohol” y así sucesivamente.  Para más información mirar esta tabla:


   Viendo estas cifras no es de extrañar que el abuso continuado de cerveza provoque un aumento de peso a largo plazo, y que este aumento se produzca aún más rápidamente si las cervezas son acompañadas de alguna/s tapas muy calóricas.

 El abuso en el consumo de alcohol está relacionado, como ya he mencionado anteriormente, con un aumento de peso general pero, provocado a su vez, por un aumento de la grasa abdominal o central (lo que comúnmente se llama barriga cervecera). Este hecho se debe a que, los azúcares que aporta la cerveza, al no poder ser almacenados en su mayoría en forma de glucógeno son transformados en el hígado en ácidos grasos y/o triglicéridos, que acaban almacenándose en los depósitos grasos del abdomen. A su vez, el aumento del perímetro de cintura/cadera está relacionado con un mayor riesgo de accidente cardiovascular y por tanto de mortalidad.

¿Qué es mejor la cerveza o el vino?

Un estudio recogido por el Servicio de información y Noticias Científicas (SINC) publicado en el 'European Journal of Clinical Nutrition' reveló que los hombres que consumen más cerveza presentan más riesgos (en un 75%) que los de vino (25%). De esta manera, los hombres que consumen más de tres vasos de cerveza incrementan (50%) sus posibilidades de tener obesidad abdominal. Por su parte, las mujeres que beben uno o dos vasos diarios a lo largo de la vida tienen un riesgo ligeramente mayor de desarrollar obesidad abdominal que las que no llegan a consumir medio vaso.
Con respecto al vino, las mujeres que toman tres o más vasos tienen más posibilidades (60%) de padecer sobrepeso abdominal que las que no llegan a beber medio vaso. Mientras que, en hombres, este riesgo se sitúa en el 28 por ciento.

Como habéis podido comprobar, lo mejor que podéis hacer a partir de ahora es limitar vuestro consumo de alcohol en caso de que os estéis propasando, ya que nos os aporta ningún beneficio. Seguir las recomendaciones y no abusar ni pasaros de las cantidades orientativas: 1 vaso para las mujeres y 2 para los hombres, es lo más favorables para vosotros.

0 comentarios:

Publicar un comentario