Subscribe:

14/2/12

El sexo el mejor quemagrasas


          Hace pocos días que me he hecho eco de la publicación de un libro que lleva por nombre “Adelgazar haciendo el amor” escrito por Pierre Durand. Y es que como yo, muchos de vosotros tampoco os habéis percatado de la gran pérdida calórica que supone la práctica de sexo.

Como toda actividad corporal, como correr, nadar, montar en bici, patinar, etc., el sexo produce sin darnos cuenta la liberación de una gran cantidad de energía en forma de calor, ya que desencadena un proceso de termorregulación: el cuerpo comienza a generar un calor por encima de la temperatura normal aumentando el metabolismo y degradando el glucógeno y las grasas almacenadas para obtener energía.  Además el corazón bombea mayor cantidad de sangre debido a la excitación iniciada por lo que el consumo de oxígeno por parte de los pulmones y el corazón aumenta considerablemente. Por lo tanto, a pesar de que el sexo no es considerado actualmente como un deporte, los beneficios que genera son muy próximos a los conseguidos con la realización de algún tipo de ejercicio anaeróbico: se consigue aumentar la resistencia muscular, ya que el sexo se practica, por lo general, durante un periodo de tiempo medio-largo y además consigue la tonificación muscular de zonas difíciles de trabajar: se ejerce una combinación de fuerza dependiendo de las posturas que se adopten y la consecución de las repeticiones consigue la degradación de los almacenes de glucógeno y grasa.

Se sabe además que la práctica de sexo, siempre dependiendo de las posturas que se adopten, puede llegar a quemar entre las 250 y 500 kcal. De hecho la cuantificación más alta que se ha realizado es de 600 kcal entre 15 a 20 minutos cuando el esfuerzo por parte de uno de los miembros, o de ambos, es máximo. 

Las recomendaciones de la práctica de sexo se han establecido como mínimo de tres veces a la semana para que este ejercicio sea efectivo, acompañado claramente de recetas saludables y bajas en grasas. La ventaja de este método es que la dieta a realizar se convierte en un objeto estimulador y erótico, dejando a un lado esas dietas monótonas y en definitiva poco efectivas.

Pierre Durand afirma que «Al hacer el amor de pie  trabajan todos los músculos del cuerpo para mantener el equilibrio y también el esfuerzo es mayor al hacer los movimientos propios de la cópula» y también que «El orgasmo es un excelente ejercicio cardiovascular, acelera brevemente el ritmo cardíaco hasta alcanzar un ritmo comparable al que produce correr».

Con lo anteriormente dicho queda demostrado que el sexo es un excelente estimulador físico en pareja, además de ser una actividad muy estimulante y entretenida, nos ayuda a quemar las grasas y mejorar nuestra salud mental.


Por tanto ¡no hay nada mejor que perder peso en pareja!

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece una de las mejores formas de quemar grasas y dar amor

Publicar un comentario