Subscribe:

28/2/12

El aguacate


El aguacate es, sin duda, una de las frutas tropicales más cultivadas actualmente y es que, cada vez más, se van sumando más adeptos que incluyen esta fruta en su alimentación habitual. La popularidad que ha conseguido, es merecidísima, pues, a sus múltiples posibilidades culinarias, une sus indiscutibles virtudes dietoterápicas.

Presenta una forma de pera. Su corteza es leñosa y de color verde, mientras que la pulpa es mantecosa y de color blanco-amarillento.

Hernán Cortés  y los suyos fueron, sin lugar a dudas, los primeros europeos que disfrutaron de este fruto cuando llegaron a las Américas. Este fruto es típico de Méjico, Colombia y Venezuela. La palabra “aguacate” significa literalmente en el idioma indígena mejicano “árbol testículo”. De ahí su infundada fama como afrodisiaco. También se los conoce en América como “palta”.

COMPOSICIÓN

La composición del aguacate, presenta diferencia, que dependen de su grado de madurez y las condiciones en que se halla cultivado.

Comparativamente es de las más ricas en proteínas: contiene todos los aminoácidos esenciales, aunque no en una proporción óptima.

Su grasa (entre el 15% y el 25%) es muy digestible y su composición muy parecida a la del aceite de oliva. El principal acido graso que la forma es el oleico y linoleico. Los ácidos grasos insaturados están en una proporción del doble que los saturados: mirístico, esteártico y linolénico.  Está demostrado la disminución del colesterol a través de su consumo.

USOS DIETOTERAPÉUTICOS

Es rico en hierro asimilable, por lo que son excelentes para la prevención y curación de las anemias Ferropénicas.

Este es un fruto muy apropiado para ser consumido por los pacientes con afecciones cardiocirculatorias, renales y cutáneas, o con hipertensión.

Son convenientes para los que padecen ulceras estomacales e intestinales, así como para diferentes trastornos del aparato digestivo, recomendándose, en estos casos, el consumo diario.

Por ser de fácil digestión y gran poder nutritivo, se deberían incluir en la dieta habitual de los niños, adolescentes y ancianos, al igual que en las personas debilitadas.

Los diabéticos y enfermos del hígado, lo usaran con mucha precaución.

EMPLEO CULINARIO

          Puede prepararse en cualquier tipo de plato: se adapta como postre o segundo plato, así como para bocadillos, zumos, batidos, ensalada, sopas, etc.
Puede ser consumido directamente, abriéndolo por la mitad con un cuchillo y sacándome la semilla. Normalmente se sazona con limón, sal y algún condimento y se toma con cucharilla. El zumo de limón, evita que se ennegrezca. 





0 comentarios:

Publicar un comentario