Subscribe:

23/1/12

Las Navidades


La Navidad es una de las fiestas más importantes del año, marcada en muchas ocasiones por los reencuentros familiares, los regalos, las comidas/cenas de empresa o con los amigos, y sobre todo porque, sin darnos cuenta, todas estas actividades han estado girando en torno a un eje común: la alimentación. ¿Os habéis planteado como sería una Nochebuena sin una mesa llena de comida? Pues bien serian simplemente reuniones de un par de amigos, compañeros o familiares ya que lo que las hace destacar es, sin duda, la comida.  

Hemos estado conviviendo diariamente con un bombardeo de estímulos que nos impulsan e incitan a comer: los anuncios de televisión de deliciosos turrones; las comidas de Nochebuena y Navidad y los mensajes de “Aprovéchate, que es Navidad”. Y claro, ¿Cómo resistirse a todo esto? ¿Cómo no comer todo lo que hay si es una vez al año? O mejor dicho: ¿Por qué creemos que por ser Navidad tenemos que comer más de la cuenta e incluso cuando estamos llenos?. He aquí la cuestión de todo: estamos mal acostumbrados y justificamos nuestra conducta en criterios poco lógicos como “Por qué es Navidad” o “Ya compensaré en enero”  pero, como todo, pasa factura: nos damos cuenta de que esos pantalones ya no nos caben, que los botones de la camisa están a punto de saltar y que la báscula dice que has engordado 5kg y entonces todo lo que puedes pensar es: “Horror” y te planteas: ¿Cómo ha podido pasar esto si no he comido tanto? Pues está muy claro: has comido todo, no te has limitado en nada y posiblemente hallas bebido más de la cuenta y entonces te das cuenta de que enero va a ser una cuesta muy empinada y que hay que rebajar de peso. A continuación os presento una serie de consejos útiles que podéis seguir para conseguirlo:

*        Plantéate un objetivo real a seguir. Es adecuado que previamente a la realización de una dieta te plantees los kilos que quieres perder para volver a recuperar tu peso normal.

*        Evita las dietas milagro. Está demostrado científicamente la inutilidad de este tipo de dietas, ya que generan una pérdida de peso de una manera muy brusca pero seguida de un efecto rebote con mayor ganancia de peso.

*        La mejor dieta que puedes seguir es la Mediterránea. Son bien conocidos todos los efectos beneficiosos de la dieta mediterránea, pero que, progresivamente hemos ido perdiendo y ganando influencias sobre la dieta anglosajona. Lo mejor que puedes hacer es incluir sus alimentos predominantes en tu dieta habitual.

*        Haz ejercicio físico. Está demostrado que la realización de ejercicio físico ayuda a conseguir una rebaja de peso junto con una dieta equilibrada, suficiente y variada. Para ello plantéate una serie de actividades diarias comunes: andar, correr, bici, realizar tareas del hogar o actividades dentro de casa que te permitan moverte (Wii).  

*        Realiza cinco comidas al día. La realización de las cinco tomas diarias (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena) permite mantener un adecuado aporte calórico a lo largo del día. Es frecuente que, al saltarse alguna de ellas, la siguiente toma se realice de manera más fuerte y abusiva, por lo que muchas veces se cometen excesos.

*        Cuidado con las técnicas culinarias y aditivos. Como el objetivo es la pérdida de peso tenemos que eliminar de nuestra vida diaria todos aquellos alimentos, salsas y productos que nos aporten calorías innecesarias o llamadas también “vacías”. Para ello elimina: los fritos, rebozados y empanados; salsas (mayonesas, ajo-aceite, etc.); evita también los snacks y dulces.

*        Evita el picoteo. El picoteo es uno de los hábitos más extendidos y uno de los principales responsables de la aparición de sobrepeso. Es por ello que debes evitarlo siempre si deseas adelgazar de manera efectiva. ¡Para ello deshazte de todas las bolsas de snacks, dulces o productos que te provoquen y por supuesto no los compres!

*        Recurre a un profesional. Si la ganancia de peso y tus características personales te dificultan realizar cualquier tipo de dieta, la mejor decisión que puedes tomar es consultar a un profesional para que te oriente, asesore y apoye en todo el proceso, con la realización de una dieta personalizada que se ajuste a tus necesidades personales.

Recuerda que el objetivo de la realización de una dieta de adelgazamiento es reeducar tu alimentación para evitar cometer los mismos fallos y errores que te llevaron a ganar peso. Únicamente de esta forma aprenderás a seleccionar los alimentos más adecuados para ti y por tanto, mejorar tu salud y tu bienestar personal. 

4 comentarios:

Karmen Rodrigo dijo...

Hola! acabo de descubrir tu blog y me está encantando!! Lo de las 5 comidas diarias hace ya tiempo que lo he escuchado pero también tengo entendido que, si por ejemplo a la hora de almorzar no tienes nada, pero nada de hambre, o has desayunado tarde y no te entra el almuerzo, no es bueno forzar al cuerpo. También tengo algunas dudas: por ejemplo, el tema de los dulces, los industriales al menos son muy malos... yo hago algo de repostería en mi casa, siempre integral: ¿engordará menos? ¿Y si sustituyo el azúcar por fructosa, serán más sanos? jaja quiero poder darme un caprichillo de vez en cuando sin k eso suponga un efecto nocivo para mi cuerpo :-)

Crea Tu Dieta dijo...

Hola Karmen
Yo estoy encantada de que me leas, de que te guste y sobre todo que te hayas animado a escribirme. Muchas gracias.
La realización de las 5 comidas al día es imprescindible, siempre que, por supuesto tus horarios te permitan hacerlo, y claro que tengas hambre. Nunca es bueno forzar la ingesta si el cuerpo no te lo pide, ya que la ingesta anterior cubre las necesidades energéticas.
Si, por lo general la respoteria industrial o lo que llamamos bollería de fábrica, utiliza una gran cantidad de grasas saturadas, como el aceite de coco o palma que resultan fatales para la salud coronaria y producen un aumento de colesterol malo. Como eres aficionada a la repostería casera te aconsejo que no la abandones, ya que en el uso diario casero no disponemos de estas grasas, si no de aceite de oliva tan bueno para disminuir el colesterol malo. Por supuesto que si utilizas harinas integrales verás mejorada tu salud intestinal. También puedes sustituir el azúcar por otros derivados menos calóricos y más dulces: como el aspartamo, xilitol, manitol, fructosa o sacarina.
Saludos

Karmen Rodrigo dijo...

Muchísimas gracias! Considérame seguidora oficial de tu blog, no lo voy a perder de vista! :-) sigue así!

Crea Tu Dieta dijo...

Muchas gracias! Te espero aquí!

Saludos

Publicar un comentario